20 diciembre, 2009

SE LLAMA SUSANA





Simplemente, me dejé dominar por la curiosidad. Lo confieso sin temor a equivocarme. Y es que mientras navegaba por una página de literatura me resultó imposible controlar la sensación de husmear en el libro de visitas. Así que me detuve a leer algunas opiniones de aquellos que buscando algún tipo de información similar, habían dejado sus mensajes para compartir con otros su parecer acerca del sitio.

“Lewis Carroll tuvo que haber usado estimulantes cuando escribió Alicia en el país de las maravillas, decía irónicamente la persona cuya dirección de correo electrónico llamó mi atención”. Dioza_zol@hotmail.com me sonó completamente normal, pero el hecho de que hubiera empleado la letra “z” para escribirla fue lo que enganchó a mis ojos inquietos.

De inmediato quise saber más detalles acerca de ella. Copié su correo y le escribí un breve mensaje que no tardó en devolverme. Comenzamos a intercambiar ciertas especulaciones sobre la obra de Carroll y nuestro diálogo giró en torno a lo que le daba ese tono tan especial para ambos. Lo cierto es que me dijo que esa novela le encantaba como pocas y que incluso se sabía de memoria varios fragmentos de la historia.

Luego de tan fortuita coincidencia, intentamos hablar más sobre nosotros. Me contó que no tenía ninguna hora fija para conectarse al messenger pero poco después, me mandó su número telefónico apuntado con letras de colores sobre una tarjeta virtual.

Han pasado un par de días pero hoy finalmente me atreví a llamarla. Por un momento supuse que del otro lado de la bocina me contestaría una persona mayor que yo, pero menuda sorpresa la que me acabo de llevar. Su nombre es Susana, tiene tan sólo 23 años, se dedica a estudiar la carrera de turismo y además toma clases de yoga cuatro veces al mes.

Mientras me dice todo eso, sus palabras logran inquietarme porque su voz dulce y jovial me parece de lo más espontánea. Lo mejor de todo, es que también vive por mis rumbos y que muy pronto la podré conocer en persona por esa cualidad o defecto que siempre me ha caracterizado, es decir, gracias a la incontenible curiosidad que desencadenó todo. 

3 comentarios:

María Jiménez V. dijo...

Así es la vida mi estimado amigo.Con muchas curvas inesperadas en el camino.

Abrazos y sonrisas para ti.
(PD.Ojala puedas conocerla pronto)

Carmen María dijo...

Y sirve tambièn para saber por tuiter que tienes un blog. :-) Así que estoy apuntando el camino de regreso.

seraquenoseve dijo...

Uyyy jaja por andar así de curiosa hace un año me case...

o me cazarón?


Saludos

Related Posts with Thumbnails